Inteligencia artificial como complemento médico

Inteligencia artificial como complemento médico

Muchas personas pensarán que el uso de la inteligencia artificial (IA), pretende suplantar la gran labor que realiza el personal médico de un centro hospitalario, pero su objetivo es sencillamente es el de servir como complemento médico, con procedimientos más precisos y organizados, todos los conocimientos y técnicas de esas personas que día a día luchan para salvar vidas.

Dichos procesos, también denominados como un complemento médico, incluyen desde cirugía robótica, hasta asistentes médicos online- virtuales, análisis de laboratorio y monitoreo de medicinas en los pacientes.

Herramientas como complemento médico

Cuando la tecnología se usa correctamente, trae grandes beneficios, y en el caso de la inteligencia artificial, esas ventajas incluyen herramientas infalibles que le permitan a los médicos realizar un mejor trabajo.

Algunos de esos instrumentos son la impresión 3D, cirugía robótica y el primer sistema de IA dinámico, el cual diseñó la compañía de tecnología sanitaria Digital Surgery en Londres, Inglaterra.

Es un sistema en tiempo real y exclusivo para los quirófanos o áreas de cirugía, cuya función es darle mapas de ruta, e incluso moverse como un sistema de navegación para cada una de esas salas de operaciones.

Igualmente abarca otras variables, entre ellas, rotación de personal, al igual que el nivel de capacitación y las habilidades que tenga ese grupo de médicos.

Estas herramientas poco a poco fueron tomando el control del sector de la salud, hasta convertirse en un aspecto sólido de la misma, de modo que el complemento médico en cuanto a Inteligencia Artificial, ahora viene por más, lo que amerita una capacitación mayor para el futuro.

Mayor eficiencia

La IA incluye varias herramientas de gran ayuda para el sector médico, entre ellas la cirugía robótica, cuya función es asistir a los cirujanos en las operaciones microquirúrgicas, para disminuir cualquier tipo de riesgo o imprevisto en la cirugía.

Pero ¿cómo funcionaría?, pues sencillamente utilizan a los robots para ayudar a esos doctores durante las operaciones, pues ellos, es decir, los robots, tienen una gran precisión para cualquier caso, lo cual eliminaría algún tipo de contingencia, o también reducirían posibles pronósticos poco favorables durante una cirugía difícil.

Citas virtuales como parte del complemento médico

Cuando una persona siente algún tipo de dolor, y no está seguro a cuál especialista ir, siempre deben pedir una cita con un médico general o internista, que luego lo remita con el que le corresponda.

Sin embargo, con los asistentes médicos online de la IA, eso podría acabarse, porque ahora existen aplicaciones de asistencia, precisamente para esos primeros síntomas de las personas. Se llaman chatbots, y su uso es para prevención y diagnóstico de las enfermedades, así como dudas sobre cuál especialista debe visitar.

Complemento médico = Apoyo tecnológico

La inteligencia artificial brinda gran apoyo al personal médico, y lo hace de tres formas: con soluciones algorítmicas, tratamiento de imágenes y herramientas de apoyo durante la práctica médica.

  • Soluciones algorítmicas: se aplican para perfeccionar la detección de enfermedades y buscar los mejores tratamientos. Especialistas en la materia médica, utilizan esos algoritmos junto a la programación informática que tenga la historia de una clínica, y de allí salen múltiples opciones de tratamiento, e incluso la mejor combinación para un determinado paciente

 

  • Tratamiento de imágenes: muchas enfermedades, como el cáncer, a veces pasan desapercibidas por el ojo humano, es decir, al visualizar una placa o una imagen pueden fallar en el resultado final. Pero con el software de reconocimiento de patrones visuales, el cual tiene la capacidad de almacenar miles de imágenes, tienen un porcentaje más preciso, entre 5% y 10% de mayor efectividad que un médico

 

  • Herramientas de apoyo: se basa en dos enfoques: el primero es con el procesamiento del lenguaje natural de la IA. Dicho programa repasa los registros médicos y busca un tratamiento que pueda administrársele a pacientes que tengan distintos padecimientos. El segundo, es el uso de computadoras para aprender paso a paso todo el desempeño que realizan los médicos. Eso permitiría que, al meter los datos del paciente en una historia clínica informatizada, analice todo en tiempo real y encuentre el mejor tratamiento personalizado

 Si deseas conocer las alternativas que posee nuestra organización en cuanto a este tema, te solicitamos que te informes aquí.