Ecografía 3D, ¿qué es y para qué sirve?

La ecografía 3D, también conocida como ultrasonido en tercera dimensión, es uno de los exámenes de imagen y sonido de la actualidad de gran envergadura, tanto en el ámbito médico como para pacientes. 

La imagen en tercera dimensión tuvo su arribo en la edad moderno, tras diversos avances médicos, lo que ha permitido que se desarrollen más y más equipos que ayuden a un diagnóstico rápido, confiable y seguro, siendo este el principal motor para que se creasen nuevos instrumentos para vigilar un importante evento humano como el embarazo.

El desarrollo del embarazo es el más llamativo aspecto para llevar adelante la ecografía 3D, porque se pueden observar en el equipo las tres partes de la imagen: fondo, forma y volumen, llevando el conocido 2D a un plano aparte por la carencia de datos que se aportan mediante la imagen en tercera dimensión.

Ventajas de la ecografía 3D

La ecografía 3D permite ver durante el embarazo el desarrollo del feto, por lo que existe un tiempo ideal para realizarla, que se complementa entre las semanas 26-32, porque es el tiempo en el que se podrán observar todos los aspectos morfológicos de quien vendrá al mundo en un tiempo posterior.

Además de esto, a nivel médico se enumeran las siguientes ventajas:

  • Conexión emocional con la madre: El momento de la ecografía 3D es uno de los más emocionantes para la madre y el padre, también para el feto, de quien se pueden admirar los rasgos físicos más llamativos.
  • Morfología y funcionamiento motor: Pese a que solo se obtienen imágenes estáticas para poder revisar al feto, se pueden verificar rasgos físicos y el funcionamiento a nivel de la motricidad de este, es lo que permite la ecografía 3D.
  • Detecta enfermedades: Si veníamos comentando que existe la facilidad de mirar y evaluar el desarrollo motor y su morfología (del feto), también la ecografía 3D nos asoma a la posibilidad de detectar oportunamente anormalidades físicas o motoras de este, lo que no solo ofrece una solución al disgnóstico, sino que se tomarían cartas en el asunto cuando llegue el parto.

Evolución de la ecografía

La ecografía fue empleada desde hace muchos años por lo médicos europeos, quienes inicialmente demoraban considerablemente en la evaluación de órganos o fetos.

Inicialmente, la ecografía se trabajaba desde grandes cajas de metal para hacer revisiones, pero con la llegada de monitores todo se fue desarrollando de una manera más rápida y factible, desde un punto de vista médico.